Richard H. Driehaus

(1942 -2021)

El filántropo norteamericano Richard H. Driehaus, desde Chicago, ha impulsado y honrado durante décadas a quienes en todo el mundo trabajan para construir un mundo más bello y sostenible.

Enamorado del patrimonio español, gracias a su apoyo y generosidad quienes practican la arquitectura, el urbanismo, las artes y los oficios propios de las diversas regiones ibéricas han podido en los últimos años recuperar la esperanza de que su conocimiento y su buen hacer puedan ser disfrutados también por las generaciones futuras.

Su dedicación al cuidado de las tradiciones y el patrimonio cultural españoles le valieron ingresar en al año 2015 como académico honorario de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. Las múltiples iniciativas desarrolladas gracias a él en España para apoyar a los artesanos y arquitectos que los atesoran y conservan han recibido el reconocimiento de instituciones como Hispania Nostra y los Premios de la Unión Europea-Europa Nostra. Estos galardones se sumaron a los recibidos por él de las múltiples instituciones que reconocieron la importancia de su mecenazgo a nivel internacional, con premios como los otorgados por la  Society of Architectural Historians, el American Institute of Architects, la Chicago Architecture Foundation, el National Trust for Historic Preservation, Landmarks Illinois o la Sir John Soane’s Museum Foundation, entre otros muchos.

A él debemos la creación en España de la Red Nacional de Maestros de la Construcción Tradicional, que reúne y da visibilidad a los mejores maestros de las artes de la construcción propias de las distintas regiones españolas que siguen ejerciendo su oficio, un patrimonio vivo cuya conservación pende hoy de un hilo.

Con el mismo fin se crearon también gracias a él los Premios Richard H. Driehaus y las Becas Donald Gray de las Artes de la Construcción, que cada año honran a los mejores artesanos de este campo y les ofrecen apoyo para la formación de nuevos aprendices que puedan recoger su testigo.

También encontraron en él aliento y apoyo los arquitectos comprometidos con el uso de materiales naturales, con la actualización de las soluciones de siempre para alcanzar la tan necesitada sostenibilidad y con las formas y las técnicas que conserven y den continuidad al carácter propio de los diversos lugares y regiones de nuestros país. Estos profesionales son hoy reconocidos con el Concurso de Arquitectura desarrollado en colaboración con los ministerios de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana y de Cultura y Deportes, y con el Premio Rafael Manzano de Nueva Arquitectura Tradicional, un premio dirigido a quienes hayan destacado en el conjunto su trayectoria en la consecución de esos objetivos y nombrado así en honor al único español galardonado con el premio internacional Richard H. Driehaus, el mayor premio de arquitectura existente en los Estados Unidos.

Esta actividad continuada en España durante la última década ha incluido también otros muchos proyectos culturales: congresos, cursos, exposiciones, publicaciones y otras iniciativas que han acercado al público nacional e internacional valores a menudo olvidados del magnífico patrimonio urbano y cultural que nos rodea.

Estas iniciativas tratarán de mantener vivo el legado de este mecenas de las artes y continuarán dedicadas a promover aquello que fue su pasión y que dejó su nombre unido a la cultura española para siempre.

Biografía extensa 

Richard H. Driehaus
Una persona polifacética

Richard H. Driehaus nació en Chicago en 1942 y fue una persona polifacética. Disfrutó de un enorme éxito empresarial y se ganó la reputación de ser un inversor extraordinario dentro del campo de la gestión de capitales. Pero más allá de su carrera empresarial, centró su tiempo y energía en una serie de proyectos filantrópicos y de servicio a la comunidad, tanto a título individual como a través de la Fundación Richard H. Driehaus y de los Richard H. Driehaus Charitable Trusts.

Valoró siempre la filantropía y defendió el acceso a la educación para todos. Por ello, apoyó económicamente a diversas instituciones educativas a lo largo de su vida. En el año 2002 donó 3,45 millones de dólares a la DePaul University, institución en la que él estudió, para establecer una nueva cátedra, y en el año 2012 anunció una donación de 30 millones de dólares para mejorar los programas académicos de la centenaria Facultad de Comercio de esta misma universidad. Además, financió becas para estudiantes internacionales.

Apoyó a otras instituciones educativas y órdenes religiosas centradas en la educación, como la Holy Trinity High School, la Christ the King Jesuit High School, la St. Bede’s Grammar School, así como el Loyola’s St. Joseph Seminary, la Christ the King College Preparatory School y la University of the Virgin Islands.

Creyó siempre en la importancia de dar a las personas la oportunidad de crear su propio camino. Y lo hizo en agradecimiento a quienes le dieron oportunidades para demostrar su valía a lo largo de su carrera.
La financiación de este tipo de iniciativas se centró principalmente en programas que benefician a las personas que viven en la pobreza. Desarrolló desde un programa de alfabetización financiera para ayudar a las familias de bajos ingresos a aprender a crear y preservar su riqueza a otras iniciativas organizadas junto al South Shore Bank.
En las Islas Vírgenes, apoyó a la Community Foundation of the Virgin Islands en su misión de mejorar el bienestar educativo, físico, social, cultural y medioambiental de la población local.

Apoyó también las artes escénicas y visuales, al considerar que proporcionan un equilibrio muy necesario en la ajetreada vida de la gente. Numerosas subvenciones buscaron por ello fomentar una programación destinada a ampliar la participación ciudadana en la vida cultural de Chicago.

Compromiso con la conservación del patrimonio cultural y con la continuidad de la arquitectura y las artes y los oficios tradicionales

Tuvo siempre un gran interés personal por la excelencia en el diseño y por la conservación del patrimonio cultural. Su compromiso con el entorno construido se basó en la creencia de que el diseño puede fortalecer el sentido de identidad de una comunidad.

Desde principios de la década de 1980 fue un firme defensor de la aplicación de los valores humanistas al entorno construido. Por ello defendió una arquitectura respetuosa con el lugar y con los precedentes históricos.

Puso en práctica estos ideales en la restauración de tres edificios históricos: la Mansión Samuel Mayo Nickerson, de 1883, hoy Museo Richard H. Driehaus, en Chicago; la Mansión Ransom Cable, de 1886, que sirve como sede de su empresa en Chicago; y la finca de estilo georgiano construida por Norman W. Harris en Lake Geneva, Wisconsin, en 1906.

Hasta la fecha, sus contribuciones a la arquitectura, el diseño y el entorno construido superan los 50 millones de dólares. Entre los beneficiarios se encuentran la Chicago Architecture Foundation, Landmarks Illinois, la Historic Chicago Bungalow Association, INTBAU, los Local Initiatives Support Corporation’s Chicago Neighborhood Development Awards, los Neighborhood Housing Services of Chicago, la iglesia Old St. Patrick, el St. Ignatius College Prep (que fue su alma mater), el Millennium Park, Friends of the Parks, el Committee for the Beautification of Lake Geneva, la Community Foundation of the Virgin Islands, el Congress for the New Urbanism, el Institute of Classical Architecture and Art, el National Trust for Historic Preservation y Partners for Sacred Places, entre otros muchos.

En el año 2003 creó, en colaboración con la Universidad de Notre Dame, el Premio Internacional Richard H. Driehaus. Se trata de un premio de 200.000 dólares anuales dirigido a personas con una trayectoria extraordinaria en el campo de la arquitectura clásica y tradicional. Junto a este Premio, se otorga desde 2005 el Henry Hope Reed Award a personas que trabajan fuera de la práctica de la arquitectura y que han apoyado la ciudad tradicional, su arquitectura y su arte a través de la escritura, la planificación o la promoción.

Su labor en España

De especial relevancia son las iniciativas que en los últimos años han sido desarrolladas con su apoyo en la Península Ibérica. Enamorado del patrimonio español y portugués, gracias a su generosidad todos aquellos que practican la arquitectura, el urbanismo, las artes y los oficios propios de las diversas regiones de la península han podido recuperar la esperanza de que su conocimiento y su buen hacer puedan ser disfrutados también por la generaciones futuras.

Así, en el año 2012, en colaboración con la Universidad de Notre Dame, fue creado el Premio Rafael Manzano de Nueva Arquitectura Tradicional. Dotado con 50.000 euros, está dirigido a profesionales de la arquitectura que desarrollen su actividad en España y Portugal. Se concede atendiendo a la contribución que el premiado haya realizado al campo de la arquitectura y el urbanismo dentro del respeto a sus principios tradicionales, bien en la restauración de monumentos, espacios públicos y entornos urbanos de valor artístico e histórico, o bien en la realización de obras de nueva planta o espacios públicos que, basadas en las tradiciones locales, se integren armónicamente en dichos entornos.

Desde entonces, el Richard H. Driehaus Charitable Lead Trust ha apoyado a INTBAU (International Network for Traditional Building, Architecture and Urbanism) para la organización de una serie de iniciativas dirigidas a fomentar la arquitectura y el urbanismo tradicionales, los oficios de la construcción y la conservación del patrimonio ibérico.

Entre ellas está el Concurso de Arquitectura Richard H. Driehaus que promueve, a diferencia de tantos otros concursos, la práctica de una arquitectura y un urbanismo que, por un lado, preserva y da continuidad a las tradiciones locales y que, por otro, contribuye a generar estructuras urbanas más bellas y bien integradas en el patrimonio arquitectónico. Se fomenta además el uso de sistemas constructivos coherentes y materiales sostenibles, que permiten la creación de trabajo de calidad para los maestros artesanos locales. Esta iniciativa consta de dos fases. En la primera fase todos los municipios españoles están invitados a presentar propuestas de temas y emplazamientos. Entre ellas, un primer jurado internacional, selecciona las tres que mejor se ajusten a los fines y objetivos del concurso y cuya ejecución se considere más viable. La segunda fase es un concurso internacional de diseño arquitectónico que se convoca para cada uno de los tres temas y emplazamientos previamente seleccionados. El jurado internacional vuelve a reunirse entonces para seleccionar las propuestas de diseño arquitectónico y urbano premiadas.

De forma paralela al concurso, se convocan desde el año 2017 los Premios Richard H. Driehaus de las Artes de la Construcción que se otorgan anualmente para honrar y dar a conocer a los más destacados maestros de los oficios de la construcción. Para ello los trabajos se dividen en cuatro categorías distintas, cada una de ellas premiada con 10.000€ y una placa conmemorativa. Además, para poder dar continuidad a la labor que estos maestros artesanos desarrollan, uno de los cuatro ganadores de estos premios recibe cada año la Beca Donald Gray de las Artes de la Construcción. Con ella se apoya con 14.000€ al maestro artesano elegido para la formación de un aprendiz durante un año completo. Estos aprendices reciben a su vez un apoyo de 12,000€.

La Red Nacional de Maestros de la Construcción Tradicional es un directorio nacional creado en el año 2016 que recoge a los principales maestros de los oficios de la construcción que se mantienen en activo. En este directorio puede localizarse a un gran número de estos artesanos, así como conocer sus más destacados trabajos, las técnicas que utilizan y sus datos de contacto. La Red de Maestros permite que estos oficios sean más accesibles para el conjunto de la sociedad, contribuyendo así a su conocimiento y valoración. Además, gracias a la visibilidad que proporciona a los maestros en él incluidos, se favorece el incremento de la demanda de su trabajo y se apoya la continuación y transmisión de su labor. Hasta la fecha se han identificado y estudiado más de 2000 profesionales, de los cuales, tras evaluar su trabajo, han sido seleccionados más de 450.

En 2019 se creó la Medalla Richard H. Driehaus a la Preservación del Patrimonio, que es un reconocimiento que se otorga junto al Premio Rafael Manzano de Nueva Arquitectura Tradicional a empresarios, promotores, presidentes de fundaciones o de otras instituciones que hayan realizado contribuciones significativas a la preservación del patrimonio y a dar continuidad a las tradiciones arquitectónicas de España y Portugal.

Esta actividad continuada durante la última década ha incluido también otros muchos proyectos culturales: congresos, cursos, exposiciones, publicaciones y otras iniciativas que han acercado al público nacional e internacional valores a menudo olvidados del magnífico patrimonio urbano y cultural español y portugués.

Ha colaborado además con un gran número de instituciones españolas en diversos proyectos. Pueden destacarse entre ellas el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, el Ministerio de Cultura y Deporte, el Instituto del Patrimonio Cultural de España, Infraestructuras de Portugal, el Gobierno de Navarra, el Gobierno de Cantabria, el Governo dos Açores, la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, la Real Academia de Bellas Artes de Santa Isabel de Hungría, la Real Academia Sevillana de Buenas Letras, la Fundación Medinaceli, la Prince’s Foundation, el Smithsonian Center for Folklife and Cultural Heritage, Hispania Nostra, la Universidad de Alcalá, la Universidad Alfonso X el Sabio, la Universidad de Cantabria, la Universidad de Castilla-La Mancha, la Universidad de Navarra, la Universidad del País Vasco, la Universidad de Sevilla, la Universidad Politécnica de Madrid, el Centro de Investigación de Arquitectura Tradicional, la Universidad Politécnica de Valencia, la Escola Superior Gallaecia, el ISCTE (Instituto Universitário de Lisboa, la Universidade de Évora, CHAM Açores, la University of Notre Dame, la University of Miami, el Benedictine College, la Judson University, la Pontifical and Royal University of Santo Tomás de Manila y el Consejo Superior de Colegios de Arquitectos de España, entre muchos otros.

Premios y honores recibidos

Daniel L. Goodwin Watchdog Award, Better Government Association, 2020
Premio Hispania Nostra a las Buenas Prácticas en la conservación del Patrimonio Cultural y Natural, Hispania Nostra, 2019
Mención Especial de los Premios de Patrimonio Europeo/Premios Europa Nostra, EU-Europa Nostra Awards, 2019
Finalista de los Premios Europeos de Intervención en el Patrimonio Arquitectónico, AADIPA 2019
Honorary Member, The Cliff Dwellers, 2018
The Founders Award, Children at the Crossroads Foundation, 2018
ACG Chicago Lifetime Achievement Award, Association for Corporate Growth, 2017
Order of Lincoln Award, The Lincoln Academy of Illinois, 2017
Award for Excellence in Architectural Stewardship, Society of Architectural Historians, 2016
Distinguished Service to the Dance Field Award, Audience Architects, 2016
Acanthus Award of Appreciation, ICAA Midwest Chapter, 2015
Académico de Honor, Real Academia de Bellas Artes de San Fernando de Madrid, 2015
Lifetime Achievement Award, American Institute of Architects, Chicago, 2015
INTBAU Visionary Supporter Award, presented by HRH Prince Charles and the International Network for Traditional Building, Architecture and Urbanism, 2015
Jerry Gleason Achievement Award, Ed Kelly Sports Program, 2015
Angel Guild Award, Historic Chicago Bungalow Association, 2013
Ambassador Award, Chicago Dramatists, 2013
Horatio Alger Award, Horatio Alger Association, 2013
Admission to the Freedom of the City of London, 2012
Inducted into The Worshipful Company of Glaziers & Painters of Glass, London, 2012
Emerald Ball Honoree, Old St. Patrick’s Church, 2011
25 @ 25, Arts & Business Council of Chicago, 2010
Norman H. Stone Award, Emergency Fund, 2010
Corporate Honoree, Youth Advocacy Awards, UCAN, 2010
Distinguished Service Honoree, Lawyers for the Creative Arts, 2009
Honorary Doctorate of Public Service, Saint Xavier University, 2009
Distinguished Philanthropist Award, Association of Fundraising Professionals, 2009
Trustee Award, Chicago Architecture Foundation, 2009
Legendary Landmark Award, Landmarks Illinois, 2009
Restore America Hero Award, National Trust for Historic Preservation, 2008
Benjamin H. Marshall Prize, Benjamin H. Marshall Society, 2008
Chicago Landmark Award for Preservation Excellence, Commission on Chicago Landmarks, City of Chicago
Soane Foundation Honor, The Sir John Soane’s Museum Foundation, 2007
AIA Presidential Citation, The American Institute of Architects, 2006
Shield of St. Xavier Award, Saint Xavier University, 2006
Jens Jensen Award, Chicago Park District, 2005
Illinois Arts Legend Award, Illinois Arts Alliance Foundation, 2005
Leadership Award, Lakefront Supportive Housing, 2004
Theodore Herzl Award, Jerusalem Fund, 2004
Man of Vision Award, Midwest Eye-Banks, 2003
Landmark Preservation Award, Landmarks Illinois, 2002
Honorary Doctorate, DePaul University, 2002
Corporate Award for Excellence in the Arts, DePaul Theatre School, 2000
Mary Potter Humanitarian Award, Little Company of Mary Hospital, 1999
Unity Award, Frank Lloyd Wright Unity Temple Restoration Foundation, 1995