Borox, Toledo

Borox ha sido escogido por su empeño en devolver el carácter local a un punto estratégico en su trama urbana que se haya hoy, sin embargo, degradado. Se ha valorado singularmente la estrategia planteada para la consecución de este objetivo: la transformación de los dos principales edificios públicos que presiden este ámbito, el hogar del jubilado y la biblioteca municipales, hoy completamente ajenos a las formas y los materiales propios del lugar, y la reordenación de los espacios públicos que los circundan. Estas intervenciones puntuales podrían servir de referente y detonante para ulteriores iniciativas públicas y privadas que fueran paulatinamente devolviendo al paisaje urbano del municipio parte del atractivo que le ha sido hurtado en fechas recientes.

El lugar

El municipio de Borox, de 60,33 km² de extensión, se encuentra dentro de la Comarca de la Sagra Alta de Toledo. Se asienta en la confluencia de tres vaguadas que constituyen la coronación de un valle que desciende desde la elevada planicie sagreña hacia la ribera del Tajo.

El núcleo urbano tiene un trazado irregular, de calles más o menos estrechas que se van adaptando a la topografía y dan lugar a manzanas cerradas igualmente irregulares de muy diferentes tamaños.

El camino de la Alhóndiga es el que articuló en su origen el núcleo urbano. La ocupación del suelo se produjo históricamente a lo largo de este camino, que desde época medieval parece que estuvo muy transitado por los viajeros que desde el sur del Tajo se dirigían a Illescas.

El desarrollo urbano fue consolidando esta zona, que fue ampliándose hacia el norte por la zona baja del valle. Las tierras bajas que se extienden hacia el sur del núcleo urbano, por donde brota y discurre el arroyo de Borox, albergan sus principales zonas de cultivo.

 

La Propuesta

Recomposición de la Avenida Piedad Colón

El área de intervención está situada en el noreste del núcleo urbano de Borox. La zona se desarrolla a lo largo de un eje de orientación norte-sur llamado Avenida Piedad Colón. La superficie aproximada de la zona propuesta es de 8300 m², su longitud es de unos 290 m y su ancho es variable, entre 15 y 49 metros. El terreno desciende de norte a sur, existiendo un desnivel de unos tres metros y medio. La zona delimitada incluye tanto espacios libres como dos edificios públicos.

Dentro de este eje existen cuatro componentes principales: el edificio público conocido como Hogar del Jubilado, el parque o plaza arbolada que se abre frente a la fachada sur del mismo, el tramo de avenida que va desde la fachada septentrional del Hogar del Jubilado hasta la Biblioteca Municipal, y este último edificio.

Los proyectos presentados han de proponer un nuevo diseño para estos dos edificios públicos que respete la tradición arquitectónica local y que sea al mismo tiempo apropiado para el carácter cívico de ambos elementos. Los dos pueden ser completamente rediseñados en el mismo emplazamiento que hoy ocupan o pueden ser simplemente embellecidos y reconfigurados, reutilizando parte de los elementos existentes. En el caso del Hogar del Jubilado, es además fundamental dotarlo también de un alzado más representativo en su fachada norte, con una mejor relación con la avenida adyacente. El hoy existente determina hoy la aparición de un espacio prácticamente residual en su encuentro con la avenida.

Además de para estos dos edificios, ha de proponerse también un nuevo diseño para el espacio público contiguo a ellos, el delimitado en la documentación adjunta.

Documentación de la Propuesta

Puedes descargar información más detallada sobre la propuesta de Borox en los siguientes enlaces: